Propiedad Intelectual

PARPOVLa investigación y desarrollo de nuevas variedades por las empresas obtentoras ha permitido a los agricultores duplicar los rendimientos, aumentar la calidad de las cosechas y mejorar la resistencia a enfermedades.

El desarrollo de nuevas variedades sólo es posible con una inversión continua en los programas de investigación. Para sostener los programas de mejora y el desarrollo de variedades es vital proteger los resultados de los trabajos de los obtentores y respetar sus derechos de propiedad intelectual.

Por el contrario, la reproducción o la compra de semillas o plantas ilegales, o el reempleo de granos para siembra sin abonar la retribución al obtentor, amenazan la investigación, comprometiendo el futuro de nuestra agricultura.

 

Además, la utilización de material vegetal sin certificar o producido clandestinamente puede dar resultados deficientes y acarrear serios perjuicios económicos al agricultor. Incluso, debido a la ausencia de controles sanitarios, puede ser un foco de transmisión de enfermedades.

PARPOV